Postrado ante ti siendo guiado al extasis de la muerta en tus manos. Bajo la piedra húmeda

Después de someterlo varias veces a nuestras fantasías de muerte más depravadas decidí que usted sería un sacrificio real y que intercambiaría su vida por alguna cosa que necesite. Todavía no he hecho el pedido por el que usted pagará con su vida, y quizá nunca lo haga; pero, por si acaso, dedique su placer cada noche a Satanás, ofrende su energía, el culo y su semen; acepte su destino, que será morir para Satanás cuando el Diablo quiera, a cambio del deseo de aquello que usted ha elegido seguir, a mí, que es acercarme más a mi realidad demoníaca, donde Satanás es Padre y Amante Mío y participo de su poder.

Categories